Publicado 02/04/2024 11:28

ARGENTINA.-Dengue: Suman 180 mil los casos y 129 los muertos. Ya es considerada "enfermedad endémica"

Archivo - Mosquito.
Archivo - Mosquito. - OCV - Archivo

BUENOS AIRES, 2 Abr. (Mario Poliak) -

Pese a haber concluido el verano, el brote de dengue no cede en el país y ya suman más de 180 mil los casos y 129 los muertos que produjo la enfermedad en la temporada 2023/2024.

Las temperaturas en alza de las últimas semanas, posiblemente vinculadas al cambio climático, favorecen el avance geográfico del mosquito Aedes Aegypti, portador del dengue, una enfermedad que pasó a ser endémica en Argentina.

Noventa por ciento de los 180 mil casos reportados son autóctonos, según revelaron las cifras del último Boletín Epidemiológico del Ministerio de Salud.

Entre los últimos reportados, hubo uno que generó impacto, como fue el de María Victoria De la Mota, de sólo 33 años y mujer del golfista argentino Emilio "Puma" Domínguez, quien falleció el último fin de semana tras contraer la enfermedad.

El número exacto de infectados alcanzaba hasta ayer a 180.259 y de estos, 389 son considerados como graves. Los casos están contabilizados desde julio de 2023, pero en febrero de este año se produjo una aceleración que generó un brote sin precedentes.

Del total de esos casos, 163.419 contagios se produjeron desde el inicio de año hasta la última fecha reportada.

Apenas un tres por ciento son importados y otro siete está en etapa de investigación. La incidencia acumulada indica 384 contagios cada 100 mil habitantes.

Hasta el momento, 19 de las 24 jurisdicciones que tiene el país reportaron circulación viral autóctona de dengue, con serotipos identificados como DEN-1, DEN-2 (predominante) y, en menor medida, DEN-3.

La Organización Panamericana de la Salud (OPS) alertó que los países del cono sur del Continente podrían estar en la antesala de su peor temporada de la enfermedad.

"Probablemente, ésta será la peor temporada de dengue que tendremos en la región", sostuvo Jarbas Barbosa, director de la OPS, y explicó que "es la razón por la que tenemos que redoblar nuestros esfuerzos para tomar más acciones, controlar los vectores de contagio (los mosquitos) y capacitar a trabajadores de la salud a fin de que detecten los síntomas más severos", sobre todo en países como Brasil, Argentina y Paraguay.

"Todavía no llegó la cúspide de la cumbre de la enfermedad", alertó por su parte el infectólogo argentino Hugo Pizzi, en tanto advirtió que en abril habrá una "retahíla del virus", es decir, la posibilidad de un nuevo pico.

Precisó que el dengue es "una enfermedad muy dinámica y traicionera" y comparó la conducta de algunas personas con las de la pandemia de Covid, que según dijo, "rozan la locura". En tal sentido, recomendó que "la gente no tiene que ser indiferente; tiene que tener el patio limpio, la cuna protegida, hay que tener criterio", precisó.

En cuanto a las recomendaciones, el infectólogo avisó que "al segundo o tercer día se va la fiebre, y la alegría es un signo que te lleva a un lugar muy desagradable porque se puede ir la fiebre pero aparecen otros síntomas", por lo que pidió estar "muy atentos".

Sostuvo que, ante una fiebre abrupta o dolores articulares atípicos, lo recomendable es hacer reposo y mantener una hidratación correcta, para evitar que se derive en cuadros hemorrágicos, como el sangrado de encías. También es necesario observar el color de la orina y aconsejó que, ante síntomas leves, se debe tomar paracetamol 500 mg.

Las autoridades sanitarias recordaron, además, la necesidad de "descacharrar" las casas, ya que es ahí donde se junta agua y el mosquito deposita sus huevos.

Contador