Publicado 10/07/2024 09:56

Una encuesta registra un aumento del pesimismo económico y a Milei como el responsable

El presidente de Argentina, Javier Milei (c), llega a una cena de la asociación Juan de Mariana, en el Real Casino de Madrid, a 21 de junio de 2024, en Madrid (España).
El presidente de Argentina, Javier Milei (c), llega a una cena de la asociación Juan de Mariana, en el Real Casino de Madrid, a 21 de junio de 2024, en Madrid (España). - Gustavo Valiente - Europa Press

BUENOS AIRES, 10 Jul. (Mario Poliak) -

Una encuesta registró un creciente pesimismo respecto de la situación económica, con la novedad de que el presidente Javier Milei comienza a ser visualizado como el principal responsable del deterioro social.

Según la consultora Indaga-RSO, el sondeo, basado en la comparación del ánimo social entre abril y julio, arrojó un aumento de 10 puntos de insatisfacción.

El estudio precisó que la mayoría de los encuestados reconoce haber recortado sus salidas recreativas pero, sobre todo, que no llega a fin de mes. En ese contexto, la mayor preocupación es perder el trabajo, dato que se incrementó nada menos que en 15 puntos y los sectores más afectados son el de la construcción y la Administración Pública.

En los últimos tres meses, siempre según Indaga-RSO, creció en 7 puntos la cantidad de hogares que afirman haber perdido poder de compra, y lo atribuyen a las medidas de ajuste oficiales.

Asimismo, es mayor también la cantidad de personas que creen que en seis meses estarán peor que ahora y 5 puntos menor la de las familias que afirman poder ahorrar.

En líneas generales y promediando las distintas opiniones, el crecimiento registrado en el nivel de pesimismo alcanza a 9 por ciento respecto de abril pasado.

El universo del sondeo alcanzó a 2.723 ciudadanos de la Ciudad y el Gran Buenos Aires, combinando llamadas telefónicas con consultas a través de Internet, en sitios como Facebook e Instagram.

Otra preocupación que relevó la encuesta es que creció 8 por ciento la cantidad de hogares que declararon estar complicados con las deudas. Aquí es fuerte el crecimiento en los saldos de las tarjetas de crédito.

Pero quizás lo peor para el Gobierno es que hay un 7 por ciento más de personas que dicen no poder esperar más a que mejore la economía, aunque aun el número es mayor en los que afirman que pueden hacerlo, pero solo hasta seis meses.

En este contexto, 67 por ciento de los consultados dijo solo tener paciencia por ese lapso de tiempo, o menos, es decir, 8 puntos más de los que lo sostenían hace tres meses.

Si bien sigue habiendo una mayoría que atribuye al gobierno anterior la responsabilidad por la situación actual, al mismo tiempo un 10 por ciento más de personas se vuelcan a culpar ahora a la administración Milei.

En abril, el 50% opinaba que la situación no era responsabilidad del libertario y ahora esa cifra araña un 40%. En tal contexto, no es de extrañar que un 58% atribuya la culpa al actual jefe del Estado, o al menos al Gobierno en su conjunto.

El núcleo duro que sigue apoyando contra viento y marea al Presidente ronda en ese mismo 40%, una cifra si bien menor en 10 puntos a la del último trimestre, es suficiente como para imponer una mayoría ante la dispersión opositora.

Aunque hay una señal de advertencia que el oficialismo no debería desatender: el apoyo de gente muy joven y de bajo nivel económico se deteriora con rapidez y sólo se consolida en los sectores de mayores ingresos.

Contador