Publicado 01/04/2024 13:25

ARGENTINA.-Llega al país la jefa del comando Sur. China en el centro de sus preocupaciones

Archivo - Banderas de Estados Unidos durante un acto de acceso a la ciudadanía para inmigrantes
Archivo - Banderas de Estados Unidos durante un acto de acceso a la ciudadanía para inmigrantes - AL DIAZ / ZUMA PRESS / CONTACTOPHOTO - Archivo

BUENOS AIRES, 1 Abr. (Mario Poliak) -

La jefa del Comando Sur del Ejército norteamericano, Laura Richardson, llegará mañana a la Argentina para "ratificar la alianza con Estados Unidos" y discutir algunas cuestiones que preocupan a Washington, especialmente la relación con China.

La generala Richardson tiene previsto reunirse con el jefe de Gabinete, Nicolás Posse, y el ministro de Defensa, Luis Petri. La penetración de Beijing en la región es la principal preocupación, hoy por hoy, que tienen los militares estadounidenses del Comando Sur.

Puntualmente en Argentina, el foco de atención está puesto en la base espacial que China construyó en la provincia de Neuquén, que está bajo control del régimen de Xi Jinping.

Hace menos de un mes, durante una exposición ante el Comité de Servicios Armados de la Cámara de Representantes, Richardson describió las "amenazas" que, según la visión de Washington, estaría desplegando China en América Latina.

Dicho organismo tiene mucho peso en el Capitolio, ya que es el encargado de aprobar los programas de Defensa de los Estados Unidos.

"Estados Unidos y la República Popular China están inmersos en una competencia geopolítica basada en opiniones opuestas sobre el valor del orden internacional basado en normas. La República Popular China, a través de Partido Comunista Chino (PCC), busca suplantar a Estados Unidos como líder mundial del poder económico y militar", planteó Richardson en su exposición.

También dijo que "La República Popular China está explotando la frágil seguridad ambiental y sacando provecho de la necesidad regional en inversión económica para ganar influencia y avanzar con su agenda maligna".

La cuestión de la base de Neuquén es una preocupación que viene siendo planteada por diversos funcionarios de la administración Biden, entre ellos, el embajador en Buenos Aires, Marc Stanley.

"Me sorprende que la Argentina permita que las Fuerzas Armadas chinas operen en Neuquén, en secreto, haciendo quién sabe qué", declaró recientemente el diplomático en una entrevista periodística.

Según dijo, "tengo entendido que se trata de soldados del Ejército chino que operan este telescopio espacial; no sé lo que hacen, creo que los argentinos tampoco lo saben y deberían entender por qué los chinos están desplegados allí", advirtió.

Hace diez días, el director de la CIA, William Burns, pasó también por Buenos Aires y se reunió con Posse; con la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, y con el titular de la AFI (la agencia de inteligencia estatal), Silvestre Sívori, en un cónclave del que también participó el embajador Stanley.

Junto a cuestiones como la presunta actividad en la zona de la triple frontera de Hezbollah y la relación con Rusia, el tema de China figuró como uno de los puntos centrales de la agenda de Burns.

La base espacial en Neuquén: está bajo el control directo del Ejército de China y Argentina no controla sus actividades

Además de ratificar su preocupación sobre la base espacial, Richardson no perderá la oportunidad de cuestionar la posible construcción de un puerto multipropósito en Tierra del Fuego, que tiene el respaldo del gobernador Gustavo Melella.

"En Argentina, otra SOE (empresa estatal) está intentando asegurarse los derechos para construir instalaciones marítimas de uso dual, las cuales apoyarían la proyección de sostenimiento y poder en las cercanías al estrecho de Magallanes, pasaje de Drake y Antártica. Esto podría mejorar dramáticamente la capacidad de acceso de la República Popular China a la región Antártica y a su pesca", pronosticó Richardson durante la audiencia en el Comité de Servicios Armados.

La jefa del Comando Sur, como sucedió durante las visitas de Antony Blinken -secretario de Estado-, y de William Burns -director de la CIA-, también confirmará la voluntad política de Washington de profundizar la agenda común contra las operaciones encubiertas que ejecuta Irán en América Latina.

El régimen de Teherán financia y entrena a Hezbollah, que participó en los ataques terroristas a la embajada de Israel y a la AMIA, y apoya a Hamas en su intención de destruir al Estado de Israel. Este grupo palestino es responsable de los ataques cometidos contra Israel el 7 de octubre de 2023.

"Irán busca incrementar su influencia ideológica en América Latina con el apoyo de organizaciones terroristas como Hezbolá. Utilizando medios de comunicación en español, redes sociales, y satélites, el Ministerio Nacional de Inteligencia y Seguridad de Irán está participando en guerra psicológica para promover sus intereses en atacar a Occidente y América Latina", señaló la jefa del Comando Sur durante su presentación en el Capitolio.

La agenda geopolítica entre Argentina y Estados Unidos fluye y se profundiza con el correr de las semanas. Buenos Aires y Washington coinciden en la contención de China en America Latina y en la preocupación que causa los contactos de altísimo nivel que Irán tiene con los regímenes de Venezuela, Cuba y Nicaragua.

Posse y Petri recibirán a la general Richardson el 3 de abril. Y aún no está confirmada una reunión formal entre la jefa del Comando Sur y Javier Milei. El Presidente sólo pasaría por el despacho de Posse a saludar y agradecer el respaldo de Estados Unidos a la compra de 24 aviones F16 al gobierno de Dinamarca, que mejorarán el potencial bélico de la Fuerza Aérea.

Contador