Publicado 05/07/2024 13:40

ARGENTINA.- El PRO le advierte al Gobierno que podría ponerse "peligrosa" la situación

Archivo - Mauricio Macri, expresidente de Argentina
Archivo - Mauricio Macri, expresidente de Argentina - Eduardo Parra - Europa Press - Archivo

BUENOS AIRES, 5 Jul. (Mario Poliak) -

El macrismo le advirtió al Gobierno que si no muestra una actitud más colaborativa con sus aliados podría ponerse "peligrosa" la situación del país.

La advertencia corrió por cuenta del diputado Martín Yeza, flamante presidente de la Asamblea del PRO, quien desplazó al sector liderado por Patricia Bullrich, cuyos partidarios se retiraron ayer a los gritos de las deliberaciones tras sufrir una derrota.

En medio de un proceso en el que el partido, tras colaborar con la sanción de la Ley Bases, muestra señales de "desmarque" con el oficialismo, Yeza recordó que "éste es gobierno con minoría institucional".

En tal sentido, advirtió que "si tomáramos una actitud de mirarnos un poquito más a nosotros y menos al Gobierno, para ver cómo ayudar de una manera sana, es cierto que se podría poner peligrosa la Argentina".

El distanciamiento comenzó esta misma semana, con un documento que llevó la firma de Mauricio Macri y en el que se mostró crítico con algunas medidas del Gobierno. Allí el ex mandatario planteó que "hay más interrogantes que certezas".

Días después, el ex mandatario salió en persona a reclamarle que cumpla con un fallo de la Corte Suprema que restableció fondos coparticipables a la Ciudad, gobernada por su primo Jorge Macri, que el anterior gobierno le quitó en 2020 a favor de la provincia de Buenos Aires.

Ayer, el cuadro se completó con el rechazo de los amarillos a fusionarse para conformar listas comunes en las elecciones legislativas del año próximo.

Según trascendió en filas partidarias, en un diálogo con jóvenes el ex presidente sugirió que "hay que correr por derecha" a Javier Milei y le reprochó que no haya cumplido con su promesa de cerrar el INADI y el Ministerio de la Mujer, entre otras cuestiones.

En realidad, las mayores diferencias entre Macri y Milei no son ideológicas sino más bien políticas, o mejor, pragmáticas. El ex presidente se niega a ser absorbido por los libertarios, como incluso pretendía la hoy ministra de Seguridad, Patricia Bullrich.

"Vamos viendo lo que pasa en materia de relaciones internacionales: Un día nos peleamos con España, otro día decimos que Bolivia se hizo un autogolpe, que los chinos tal cosa... y es algo con lo que no estamos de acuerdo", advirtió Yeza.

En el plano interno, aseguró que "nosotros dimos este paso no solamente para renovar al PRO, sino para pasar a un proceso de saneamiento del partido y recuperar la confianza".

Según dijo el ex intendente de Pinamar, el PRO, que nació en la Ciudad de Buenos Aires, viene de años de peleas y situaciones que no estuvieron a la altura. Cuestionó puntualmente a Bullrich y a Horacio Rodríguez Larreta por el enfrentamiento que protagonizaron el año pasado en el marco de la primaria para definir la candidatura presidencial y los acusó de haber promovido peleas entre dirigentes.

"Una fuerza que parecía predestinada a gobernar la Argentina, terminó tercera cómoda. Entonces, ahora hicimos lo sensato: levantar la mano y decir que esto no va más, y se empezó a hacer de una forma diferente", concluyó Yeza.

Contador