Publicado 15/06/2022 15:44

Irán/Argentina.- La Justicia de Argentina ordena el registro del avión venezolano-iraní retenido en Ezeiza

Archivo - Bandera de Argentina
Archivo - Bandera de Argentina - ANDREA VILCHEZ / ZUMA PRESS / CONTACTOPHOTO

MADRID, 15 Jun. (EUROPA PRESS) -

La Justicia de Argentina ha ordenado este miércoles el registro del avión venezolano-iraní retenido en el Aeropuerto Internacional de Ezeiza desde hace ya más de una semana y a cuya tripulación se le ha impedido salir del país.

Fuentes judiciales consultadas por la agencia argentina de noticias Télam han informado de que el juez encargado del caso, Federico Villena, ha solicitado la custodia del avión en cuestión tras pedir en un primer momento ser notificado de cualquier movimiento de este.

El magistrado trabaja en colaboración con la fiscal Cecilia Incardona en una batería de medidas de prueba entre las que se incluye esta que adelanta la citada agencia argentina. El caso de la aeronave sigue aún bajo secreto de sumario.

Las autoridades argentinas investigan si alguno de los 19 tripulantes que llegaron al país a borde de un avión de la venezolana Emtrasur tiene algún vínculo con el terrorismo internacional, y en concreto con la Fuerza Quds de la Guardia Revolucionaria de Irán.

Villena ya dispuso el martes el registro del hotel donde se alojan los miembros de la tripulación, confiscando además toda la documentación vinculada al avión, así como las pertenencias y pasaportes de los tripulantes. Además, ordenó la prohibición de salida del país a los tripulantes sin especificar un plazo máximo.

El ministro argentino de Seguridad, Aníbal Fernández, ya adelantó el lunes que uno de los tripulantes de la aeronave, Gholamreza Ghasemi, "familiar del ministro del Interior de Irán", pertenece a la Fuerza Quds de la Guardia Revolucionaria de Irán.

La aeronave, con matrícula venezolana, se encuentra incautada por las autoridades de aviación civil en el aeródromo de Ezeiza, donde aterrizó tras hacer una parada el 6 de junio debido a las malas condiciones meteorológicas, con catorce tripulantes venezolanos y cinco iraníes.

La empresa venezolana Emtrasur, con sede en Caracas, registró el avión como parte de su flota el 23 de enero pasado, pero anteriormente, y durante quince años, el Boeing 747 operó para la compañía iraní Mahan Air, que ya en anteriores ocasiones se ha desmarcado de estas informaciones.

El Gobierno de Estados Unidos ha recalcado en numerosas ocasiones que la aerolínea iraní Mahan Air busca desestabilizar y servir a los intereses de Siria y Venezuela. Asimismo, también ha vinculado dicha aerolínea a las Fuerzas Quds.

Contador