Publicado 14/06/2022 14:24

La Policía de Argentina registra el hotel donde se aloja la tripulación del avión venezolano-iraní retenido

Archivo - Bandera de Argentina
Archivo - Bandera de Argentina - ROBERTO ALMEIDA AVELEDO / ZUMA PRESS / CONTACTOPHO

La Justicia prohíbe a la tripulación salir del país sin plazo determinado

El Gobierno de Paraguay aparta a dos funcionarios de Aeronáutica Civil tras conocer que el avión tomó tierra en el país a mediados de mayo

MADRID, 14 Jun. (EUROPA PRESS) -

El juez argentino Federico Villena ha dispuesto este martes el registro del hotel donde se alojan los 19 miembros de la tripulación del avión venezolano-iraní retenido en el Aeropuerto Internacional de Ezeiza desde hace ya más de una semana.

El ministro argentino de Seguridad, Aníbal Fernández, ya adelantó el lunes que uno de los tripulantes de la aeronave, Gholamreza Ghasemi, "familiar del ministro del Interior de Irán", pertenece a la Fuerza Quds de la Guardia Revolucionaria de Irán.

Según ha adelantado el diario 'Clarín', el juez Villena ha ordenado el registro del Hotel Plaza Central Canning en el marco de una causa que se encuentra bajo secreto de sumario a petición de la fiscal Cecilia Incardona, quien ya el lunes ordenó una investigación del caso.

En el operativo, la Policía Federal argentina ha incautado toda la documentación vinculada al avión, así como las pertenencias y pasaportes de la tripulación venezolana. Los documentos de identidad de los iraníes ya estaban retenidos por las autoridades. El objetivo es ahora conocer su identidad y sus relaciones laborales y comerciales.

Más tarde, el juez Villena ha ordenado que la Dirección Nacional de Migraciones retenga, por lo menos durante 72 horas más, los pasaportes de los iraníes. Además, ha dispuesto la prohibición de salida del país a los 19 tripulantes sin especificar un plazo máximo.

La aeronave, con matrícula venezolana, se encuentra incautada por las autoridades de aviación civil en el aeródromo de Ezeisa, donde aterrizó tras hacer una parada el 6 de junio debido a las malas condiciones meteorológicas, con catorce tripulantes venezolanos y cinco iraníes.

La empresa venezolana Emtrasur, con sede en Caracas, registró el avión como parte de su flota el 23 de enero pasado, pero anteriormente, y durante quince años, el Boeing 747 operó para la compañía iraní Mahan Air, que ya en anteriores ocasiones se ha desmarcado de estas informaciones.

El Gobierno de Estados Unidos ha recalcado en numerosas ocasiones que la aerolínea iraní Mahan Air busca desestabilizar y servir a los intereses de Siria y Venezuela. Asimismo, también ha vinculado dicha aerolínea a las Fuerzas Quds.

REPERCUSIONES EN PARAGUAY

Este caso también ha tenido repercusiones en Paraguay, país vecino de Argentina y por donde también circuló el avión venezolano-iraní a mediados de mayo con un cargamento de tabaco, tal y como recoge el diario paraguayo 'ABC'.

El ministro del Interior, Federico González, ha informado este martes de que dos funcionarios de la Dirección Nacional de Aeronáutica Civil (DINAC) han sido apartados de sus cargos. Uno de ellos es Luis Afara, administrador del Aeropuerto Internacional Guaraní, donde tomó tierra la aeronave.

Asimismo, González ha avanzado que las autoridades están evaluando la posibilidad de tomar medidas internas en el seno de la Secretaría Nacional Antidrogas (SENAD). Cuestionado por estas decisiones, el ministro del Interior se ha limitado a apuntar que "ha habido situaciones que se pudieron haber manejado mejor".

No obstante, sí que ha reconocido que "llamó la atención" que un avión de carga trajese consigo una tripulación de 18 personas, por lo que se solicitó a Estados Unidos información sobre la aerolínea. Una vez el avión abandonó el territorio paraguayo, las autoridades conocieron que la compañía aérea estaba suspendida por el Departamento de Estado estadounidense.

Contador