Publicado 21/09/2023 12:06

Argentina.- Cerca de Milei admiten que la dolarización genera vulnerabilidad frente a shocks externos

Buenos Aires, 21 Sep. (TÉLAM) -

"Con un shock externo tenés más dificultad de respuesta", admitió economista Darío Epstein, asesor del candidato presidencial Javier Milei, al hablar en un ciclo organizado por una firma de fondos de inversión.

El economista Darío Epstein, asesor del candidato presidencial de La Libertad Avanza (LLA), Javier Milei, explicó las ideas económicas de un eventual gobierno del ultraderechista y afirmó que una eventual dolarización a mediano plazo “tiene cosas buenas y cosas malas”, como una mayor vulnerabilidad frente a shocks externos.

“En 1994, con el régimen de tipo de convertibilidad, tuvimos el impacto del Tequila con una corrida feroz y una consolidación del sistema bancario. Claramente no se puede ir a una dolarización sin contemplar al sistema bancario ”, señaló Epstein en un ciclo de teleconferencias organizado por la firma de fondos de inversión MegaQM.

En ese marco, señaló no saber si “hay que esperar a que la moneda sea creíble o ir a una dolarización”.

“Con una dolarización ganas algunas cosas, sobre todo, no permitir emitir a los políticos de turno; y tenés algunas contras. Con un shock externo tenés más dificultad de respuesta. Es un ´trade-off´. Es una decisión. Tiene cosas buenas y cosas malas”, afirmó el especialista.

Por otro lado, explicó que el principal punto del programa de Milei se centra en bajar el gasto público, y rechazó la idea de un Plan Bonex.

“Mucha gente habla de un plan Bonex o de una probable hiperinflación, pero nosotros no queremos que pase eso porque con el Bonex afectamos al pequeño ahorrista y al ahorro en general, y la hiperinflación es la forma de ajuste más perversa porque afecta a la gente con menos recursos”, señalo Epstein.

Sobre este último punto, agregó: “Cuando muchos dicen que es mejor que la hiper se produzca en el gobierno actual, no estoy de acuerdo. Es mejor que no le pase a nadie. Hay que pensar en el país y no egoísticamente”.

Una clave en los primeros días de un eventual gobierno –señaló- será trabajar con las Leliq.

“Si se limpian las Leliq es mucho más fácil pensar en ordenar, primero el comercio exterior y segundo el cepo, que son restricciones a la actividad. Para llegar a ese orden, el país necesita orden en todo lo que fue emisión descontrolada y todo lo que es emisión reprimida que está contenida en las Leliq”, sostuvo.

Respecto del tipo de cambio, Epstein no entró en detalles, pero señaló que tiene que ser “lógico” y no “retrasado a propósito”, a fin de que “desaparezca el incentivo de importar o de no exportar, o muchas picardías que se hacen como sobrefacturar las importaciones”.

Reducción de gasto en salud y eduación

Por otro lado, consideró “urgente” bajar el gasto en general y el fiscal en particular, que sería “el primer ancla” al no tener “credibilidad ni reservas”.

“Urge llevar el déficit a cero y si podemos tener superávit mejor. De entrada, hay que focalizarse con una reforma del Estado y una reducción del gasto porque sino se complica el camino más adelante”, manifestó el asesor económico de Milei.

“Fui a la escuela pública y la universidad pública, y la educación y la salud eran de buena calidad y gratuita, con 25% del gasto sobre el PBI. Para ser un país normal, no podemos tener 40% porque no tenemos forma de financiarlo y Argentina no tiene la espalda”, añadió.

Epstein reconoció que “una gran cantidad del gasto no es nacional sino provincial o municipal”, y que allí no hay "capacidad de actuar”, tras lo que indicó que el Estado “dejará de hacer el gasto de obra pública” yendo a una iniciativa de “obra pública con iniciativa privada”, pero aseguró que se “respetarán los contratos existentes.

"Privatizar todo lo que se pueda"

Epstein también subrayó la necesidad de terminar con las jubilaciones de privilegio, “privatizar todo lo que se pueda” en materia de empresas públicas e incrementar el componente médico que deben abonar los monotributistas, entre otros puntos.

Respecto de los subsidios, Epstein descartó eliminarlos en un primer día de Gobierno porque “la gente está mal económicamente”, pero propuso que se solvente la demanda en lugar de la oferta.

Finalmente, sobre la deuda, se mostró confiado en que el mercado de deuda local continúe acompañando con los sucesivos vencimientos y renovaciones, y señaló que el equipo de Milei “no está especulando” con la probabilidad de contar o no con un crédito externo.

“Nosotros proponemos más compromisos de lo que nos pide el Fondo. Si hacemos las cosas bien, por ahí Argentina pueda volver a los mercados voluntarios de deuda, y ojalá no los usemos porque tener acceso no quiere decir que los vayamos a usar”, manifestó Epstein, quien destacó que el año próximo el país, sin importar quien gobierne, “tendrá la buena noticia de que el campo va a generar más divisas y que, con el gasoducto, habrá menos déficit y, quizás, superávit energético”.