Publicado 03/04/2024 11:07

ARGENTINA.-El Gobierno se encamina a cumplir la meta fiscal trimestral fijada con el FMI

Archivo - El ministro de Economía argentino, Luis Caputo
Archivo - El ministro de Economía argentino, Luis Caputo - JULIÁN ÁLVAREZ - TÉLAM - Archivo

BUENOS AIRES, 3 Abr. (Mario Poliak) -

El equipo económico encabezado por el ministro Luis Caputo concretó en marzo un "sobre ajuste" en el gasto y ahora se encamina a cumplir la meta trimestral acordada con el FMI.

Pese a que el recorte en las jubilaciones fue menor que en enero y febrero por el aumento trimestral de 27%, Economía llegó al tercer mes del año con un margen de 2,2 billones de pesos por encima del objetivo fijado.

Para alcanzar estos números, se debió seguir adelante con el fuerte ajuste de las cuentas del sector público, en primer lugar las transferencias y subsidios, y así las cuentas mostrarán un superávit primario y financiero realizando un "sobreajuste", es decir por encima de las pautas acordadas con el organismo internacional.

Ello, no obstante haber mermado la recaudación fiscal, producto de la fuerte recesión económica generada básicamente por la inflación, el recorte en el gasto (especialmente en obra pública) y los bajos salarios y jubilaciones.

A favor, el Gobierno contó en marzo con una carga de intereses de la deuda mucho menor que en febrero. No obstante, una gran incógnita es si se mantuvieron "pisados" los fondos de subsidios a Cammesa, la administradora de energía eléctrica mayorista. Todo parece indicar que sí.

En el primer bimestre, el ajuste se apoyó básicamente en las jubilaciones y pensiones contributivas, que fue de 38 por ciento respecto de la inflación, así como de 17% en otras prestaciones sociales y 23% en los salarios que paga el Estado, lo cual en conjunto significó 54% de la caída total del gasto primario, según calculan algunos analistas.

Un 39% de dicho recorte está explicado por la "motosierra", que a su vez comprende la reducción de subsidios económicos y transferencias a provincias (19%) y en concepto de gasto de capital (20%).

Febrero había terminado con un superávit primario, es decir sin sumar los intereses de la deuda en la cuenta, de 1,2 billones de pesos. Como en enero esa cifra había sido de 2 billones de pesos, en el acumulado del primer bimestre del 2024 el superávit primario fue de 3,2 billones de pesos, que según aseguró el ministro de Economía, equivalen al 0,5% del PBI.

Al sumar en la consideración los intereses de deuda (en febrero se pagaron casi $895.000 millones), el superávit financiero fue de $338.000 millones. Un mes antes esa cifra había sido de casi $520.000 millones.

Según las metas fijadas por el Fondo, para fines de marzo el superávit primario debería ser de $962.400 millones, de manera tal que se arrancó marzo con un margen de $2,2 billones para poder cumplir con ese objetivo.

Contador