Publicado 02/04/2024 09:21

ARGENTINA.-Yerba mate a precio de mercado. Milei anuló las regulaciones que pesaban sobre el emblemático producto

Archivo - Bebida "mate"
Archivo - Bebida "mate" - VISIT ARGENTINA - Archivo

BUENOS AIRES, 2 Abr. (Mario Poliak) -

El emblemático "mate" acaba de caer, también, bajo las reglas del libre mercado, luego de que el gobierno de Javier Milei anulara las regulaciones que pesaban sobre la producción yerbatera.

Según se estima, la medida podría poner en riesgo a miles de pequeños productores y cooperativas en beneficio de los grandes fabricantes del sector, asentados todos ellos en la zona del Nordeste argentino.

También los consumidores podrían sufrir el encarecimiento del producto, puesto que las grandes marcas podrían imponer los precios que deseen.

Junto a Uruguay, Paraguay y el sur del Brasil, Argentina figura entre los principales países productores y consumidores del producto. Esta emblemática infusión está en los orígenes mismos como nación, por la que es conocida en muchas partes del mundo.

Gracias a un nuevo DNU firmado por el presidente Javier Milei, el precio de la yerba mate en las góndolas de supermercados y pequeños comercios tendrá a partir de ahora vía libre. Además, con esta medida se elimina la potestad del Instituto Nacional de la Yerba Mate (INYM), que era el encargado de fijar los precios de referencia.

Según estimaciones provenientes del sector yerbatero, el kilo de este producto podría de subir, de entre los 3.000 y 4.000 pesos promedio en la actualidad, a más de $6.000, es decir, no menos de 50 por ciento.

El rol del INYM era crucial para proteger a los pequeños productores frente al poder de grandes industrias procesadoras, ya que el organismo establecía valores mínimos que garantizaban a aquellos cubrir sus gastos y obtener cierto margen de ganancia, pero con la desregulación, las industrias podrían ejercer su poder para comprar a precios más bajos, que no necesariamente llegarían a menor valor a las góndolas.

Sin embargo, para el Gobierno el libre juego de la oferta y la demanda generará una competencia sana entre empresas, lo que derivará en precios más bajos para los consumidores.

Jonás Peterson, titular del INYM, explicó que "cuando inicia la zafra gruesa, los productores tenemos la necesidad de vender rápido, antes de que se pierda la hoja. Entonces, nuestro poder de negociación es muy bajo".

En cuanto al precio final del producto, el directivo sostuvo que "nunca vi que cuando las condiciones favorecen a la industria, los valores en las góndolas se trasladen en beneficio del consumidor. Por el contrario, éste termina pagando más el producto final, mientras que el productor recibe cada vez menos por su materia prima".

El dirigente representa a unos 10 mil pequeños productores asentados en Misiones y Corrientes, las provincias argentinas donde se concentran las plantaciones y las elaboradoras de la yerba mate.

En cambio, solo diez empresas son las que procesan más de 70 por ciento de los volúmenes comercializados en el mercado, y solo el 30% restante queda en manos de cooperativas de productores.

Valga como referencia que el último valor que fijó el INYM para el kilo de yerba cosechada fue de $370. Tras un largo proceso de estacionamiento, deshidratación (canchado) y picado, es entregada a $1.406. Cuando el producto terminado llega a la góndola, lo hace a un precio por lo menos tres veces superior.

Contador