Publicado 02/08/2022 16:44

López Obrador envía una carta a Biden ante las consultas iniciadas con Estados Unidos sobre su política energética

El presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador
El presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador - Luis Barron/eyepix via ZUMA Pres / DPA

MADRID, 2 Ago. (EUROPA PRESS) -

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, ha enviado este martes una carta a su homólogo estadounidense, Joe Biden, ante la tensión generada en las relaciones comerciales con Estados Unidos y Canadá sobre una supuesta violación del tratado T-MEC.

"México no se vende. México es de los mexicanos de nuestra generación y de los que vienen. Eso no tiene precio: no hay arreglo que valga", ha dicho en rueda de prensa, agregando que pese a que México "es un país independiente, libre y soberano" se pueden conciliar "oportunidades" para la vecindad.

López Obrador ya aseguró hace una semana que enviaría dicha carta a Biden para explicarle la postura de México en el marco del conflicto sobre el tratado de libre comercio. Canadá también considera que México no está cumpliendo con los compromisos del tratado en relación con la Ley de la Industria Eléctrica.

"No considero falso ni discursivo lo que me ha dicho en varias ocasiones el presidente Biden que nuestra relación se va a dar con respeto a nuestra soberanía en un pie de igualdad y que vamos a buscar siempre una buena vecindad. Ya les di una parte", ha indicado el mandatario mexicano, según ha recogido el diario 'Milenio'.

El tratado de libre comercio entre Estados Unidos, Canadá y México, conocido como T-MEC, entró en vigor el 1 de julio de 2020 en sustitución del antiguo TLCAN, en un contexto marcado por la pandemia y la incertidumbre económica.

Entre los beneficios del T-MEC, destaca que no solo busca una mayor integración económica entre los países de América del Norte, sino también incrementar el bienestar de la sociedad a través del libre comercio para todos los bienes originarios.

En lo que respecta a las facilidades comerciales, el texto incluye disposiciones que facilita y agilizan el movimiento y despacho de mercancías en las aduanas y la transparencia en los procedimientos administrativos, así como compromisos de coordinación entre los organismos que intervienen en los cruces fronterizos.

En el marco de dicho conflicto, "las consultas constituyen la etapa no contenciosa del mecanismo general de solución de controversias que prevé el T-MEC", según indicaron las autoridades mexicanas en un comunicado. Los gobiernos tienen un periodo de 75 días para solucionar la controversia durante esta etapa.

En caso de no llegar a un acuerdo sobre la correcta aplicación e interpretación de estas disposiciones, Canadá podrá solicitar el establecimiento de una comisión para que decida sobre la supuesta violación del tratado debido a la política energética mexicana.

Contador